ENCUENTRO DE DIBUJO y
PINTURA INFANTIL

Museo de Bellas Arte MOA
Atami – Japón

Mokichi Okada (1882-1955) fue un filósofo, artista, coleccionista de arte, realizador
japonés, cuya visión artística abarcaba el cultivo de los sentimientos humanos a través del
arte de elevado nivel, convencido de que ello produce consecuentemente felicidad a la
sociedad. En tal sentido e impulsado por el propósito de construir un mundo artístico
ideal, desarrolló varias construcciones en las ciudades de Hakone y Atami (Japón)
estableciendo museos, jardines, recintos para la Ceremonia de Té, entre otros y magníficas
plataformas panorámicas para el aprecio de la belleza de los paisajes, que combinan la
belleza natural y la creada por el hombre.
Okada se enfocó en el poder de la belleza en relación a la educación, identificando la
importancia de elevar el carácter de los sentimientos de los seres humanos a través de la
apreciación de obras de arte, flores y paisajes naturales, entre otros. Todo esto lo sintetizó
en uno de sus ensayos:

“Estando en contacto con las bellas artes en general, se produce la sanación del

corazón, haciendo que el hogar y la sociedad se transformen en entes más bellos”.

Es decir que la belleza produce una profunda impresión personal que genera
cambios en los pensamientos, palabras y acciones, elevando así sus sentimientos. Esto
genera armonía en los aspectos mentales en toda la sociedad, posibilitando la felicidad y el
bienestar de los seres humanos.
La exposición de obras infantiles tiene como objetivo cultivar el sentimiento de
apreciar la vida y formar a las personas con ricos sentimientos, a través de estimular las
actividades creativas en la vida cotidiana.
A partir de 1989 se han formado los comités de organizadores a nivel municipal, se
convocaron voluntarios para desenvolver las exposiciones a través de las redes de nivel
nacional.
En el encuentro de obras infantiles, participaron más de 450.000 niños en los 406
lugares, incluyendo los 13 países del mundo. Año tras año, el encuentro se va
perfeccionando en su contenido.
En el encuentro de obras infantiles no buscamos la competitividad, sino que lo
realizamos para desarrollar la voluntad de crear una obra, la sensibilidad noble de
los niños que quieren apreciar la vida y amar al prójimo, conducir a que los niños tengan
su sueño y fortalecer los vínculos familiares y comunitarios.
El Museo de Bellas Artes de MOA de Atami, Japón, inaugurado en 1982 de acuerdo
con los lineamientos del Maestro Okada, realiza una invitación anual, para todos los niños
del mundo de entre 6 y 12 años de edad para participar, en forma totalmente libre y
gratuita, con una obra junto con sus pares, para ser exhibida en una sala especial del
Museo dedicada al Arte Infantil.

“… Los niños podrían formar su personalidad en forma más amena e interesante. La

verdadera educación debería realizarse de tal manera que la gente pueda elevar su alma

inconscientemente disfrutando de las exhibiciones a través de sus propios ojos, sin apegarse

a las teorías, no solo la educación artística, sino la de cualquier otra disciplina”.

(M. Okada, 21 de diciembre de 1951)

Mundialmente, esta convocatoria la lleva adelante MOA Internacional, que
promueve actividades culturales y humanísticas. Es una entidad que desea servir para
hacer felices a todas las personas y objetiva la creación de una civilización que ofrezca
felicidad al hombre y una vida que valga la pena ser vivida.
Formar personas llenas de gratitud y voluntad de vivir con calidad día a día. Éste es
nuestro objetivo; trabajamos para la formación de un nuevo hombre, un hogar y una
sociedad que le dé importancia a las cosas esenciales de la vida, además de la prosperidad
material.
Tenemos como ideal construir una nueva civilización, sin restricciones,
incorporando religiones, naciones y razas; nos unimos a individuos y organizaciones cuyos
objetivos coinciden con los nuestros.
El crecimiento de los chicos que trabajan en el área de la creación, expande el
sentimiento de alegría y felicidad entre las familias que velan por ellos y fortalece los lazos
entre padres e hijos. Las familias, las escuelas primarias y la sociedad regional reunidas en
un solo cuerpo, crean una oportunidad para trabajar en la formación saludable de los
niños. Es importantísimo brindarles no solo conocimientos, sino también ponerlos en
contacto con lo bello y cultivar su creatividad, poder otorgarles emoción y humanidad.
Esta exposición intenta formar en los niños un sentimiento de respeto por la vida
por medio del dibujo, la pintura y la caligrafía. Se propicia como objetivo la formación de
seres humanos por medio de la educación de los sentimientos.

PAÍSES PARTICIPANTES:

La invitación es para todos los países del mundo. Hasta el momento, ha participado
la mayor parte del territorio del Japón; también en Asia, Corea
del Sur; en Europa, España, Italia, Francia; en América, EE.UU, Hawai, Perú, Chile,
Argentina, entre otros.
Una vez que los dibujos llegan a Japón, entre ellos se otorgan el premio “Primer
Ministro” del Japón y el premio del “Ministerio de Agricultura”, Menciones especiales
como “Finalistas”. Premio “Primer Ministro” del gobierno japonés. Premio del “Ministerio
de Agricultura, Silvicultura y Pesca”.
Y como premio principal se estableció la exhibición de las obras premiadas en la
Sala del Museo de Arte Infantil y su publicación en el Catálogo del Museo.

ENCUENTRO DE DIBUJO y PINTURA INFANTIL en ARGENTINA:

El país participa, desde el año 2006, en forma ininterrumpida y ha tenido el honor de recibir los más
distinguidos galardones, motivo de orgullo pues implica el desarrollo de comunidades
saludables a través de los niños.

Entrega de Menciones
Acto de Cierre del Encuentro en el Honorable Senado de La Nación
En los últimos años tuvimos el honor de realizar el cierre general del Encuentro de
Dibujo y Pintura Infantil en el Salón Azul del Honorable Senado de La Nación Argentina.
Su repercusión en el ámbito educativo permite ampliar cada año las regiones
participantes, para lo cual resulta inestimable el auspicio y apoyo de entidades privadas,
autoridades nacionales, municipales, educativas y de bien público con quienes MOA
INTERNACIONAL en Argentina mantiene un intercambio fluido y recíproco, coincidiendo
en la búsqueda de un camino que nos conduzca hacia un Mundo Verdaderamente
Civilizado (Ideal de Mokichi Okada) en el siglo XXI.